Trinchera.

Escribo con el corazón a pedazos, desde la trinchera a la que llamo pasado, escuchando lo felices que solían ser, es cierto que siempre hay un antes de un después. Pero también es cierto que el después es para siempre y el antes solo fue hace unos segundos atrás.

Es decir que aunque no quiera siempre estaré a un par de segundos de ti.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: