Ausencia

La ausencia tiene sonido,

Sonido a pasos que nunca llegan,

Sonido a paz y miedo,

Sonido a esa voz que ya no se escucha,

La ausencia tiene sabores,

Como el del café sin azúcar en la mañana,

Como el de una manzana podrida,

Como el del agrio de un limón amargo,

La ausencia tiene visiones,

Como de lo que pudo ser y ahora ya no es,

Como el del mañana sin olvidar el ayer,

Como el del domingo que ya fue,

La ausencia también tiene pies pero tú no los ves porque hace mucho que paso por aquí.

Anuncios

Hermosa.

Nada mas lindo que ver tu carita de ángel dormir, rozar tu suave piel con mis dedos y sentir la porcelana en la que fuiste tallada. Hermosa. Hermosa obra de arte. Escultura hecha en diamante, valiosa e invaluable. A donde has llegado a parar tú que deberías pertenecer a un museo de arte moderno, pero te quedas aquí en mi cama desamparada y contemporánea. Conmigo que nunca he aprendido que es lo que le da el valor a una rosa. Hermosa. Cálida, que te volteas y tú tierna mano colgando me abraza. Quien me hizo merecedora de tan adorable hallazgo?, hermosa. Cuanto valor ha de tener el de poder ser quien te vele de cabeza a los pies, de hacerte estremecer, hermosa. Mujer hermosa.

En busca de calor.

Por las noches la gente se ve mas mala, salen de las sombras buscando un lugar más cálido en el que esconderse. Se esconden donde puedan, en sabanas llenas de placer inaudible, dándole al amor un mal nombre.

En guanteras de coches o detrás de una ventana empañada buscando algo que les de un mensaje escuchando la música y buscando letras, palabras que le digan lo que quieren saber.

Salen a encontrarse, a buscarse en lugares llenos de luces que los dejan ciegos, estrellándose con cualquier cuerpo que les provea un trago amargo, más amargo que su amargura misma.

Son sombras y las sombras serán sombras, vivirán en la oscuridad en la búsqueda implacable de trazos de luz y calor toda la vida.

Adelante, te estaba esperando.

Eres más de lo que pedí, el delivery llego y no supe bien cómo recibir, te esperaba con ansias es cierto…

Pero más esperaba que nunca llegarás, lo bueno tarda en llegar dicen, algunos piensan que hasta después de la muerte, pero puedo decir que morí muchas veces en vida para poder ver tus ojos resurgir de las tinieblas en las que me encontraba perdida. No tengo respuestas a tu llegada, así como no se le tienen a la de Los Angeles caídos, los objetos voladores no identificados, no tengo ni jodida idea de la musa que ha tocado a mis puertas y se ha quedado afuera esperándome hasta que abriera. Discúlpame por el desorden, no te estaba esperando, mentí.

No estaba preparada para lidiar con tanto bien en mi que seguro verás inundaciones, terremotos y los mares abrirse en par en par como mis piernas lo harán cuando me lo pidas para que naufragues y te pierdas en mi como yo te suelo encontrar en todo.

La ropa estará tirada en el suelo, pero el desorden dejará de ser desorden en cuanto seas tú quien decore el suelo con camisas que huelan a gotas de sudor y a tu perfume olor a miel.

Pero adelante entra que a este lugar aún le faltan arreglos por hacer y espacios vacíos con muebles que llenar, pero prefiero hacerlo con tus memorias, pintaré las paredes oscuras de color del cielo para que así cuando estés conmigo y la noche se haga larga te sientas como en casa cundo toques mi almohada.

Para Elisa.

Te amo más de lo que con palabras podría contar, mentira me equivoco, con palabras no se cuenta, se comenta.

Te comento que te he pesando, más de lo que toda mi vida he soñado, por ti me he matado mil y un veces, he dado la vida y me he ahogado con tal de salvarte, enfrentarme con maleantes con tal de un ratito más poder quedarme. Pero sin duda alguna lo más valiente que he hecho ha sido pensarte y rogarte, implorarte que te quedes, a abrazarme un poco más cuando ni fuerzas tenga para hablarte y pedirte que aunque sea solo una vida, el segundo que concede un instante me ames. Me ames por toda la vida que nos queda, que me ames por este segundo infame sin ápice de engaños ni publicidad engañosa. Porque pedirte a ti que te quedes es como firmar un acuerdo continuo con mis miedos y la desesperanza de que al despertarme tú ya no estés. Toca la ultima nota de sol para que sea yo la que muera primero antes de que tu luz se apague.